Covid19

La mella psicológica de la pandemia

La mella psicológica de la pandemia

Seis meses después del inicio del confinamiento las preguntas sin respuesta persisten: ¿Qué va a pasar con mi taller?»; «¿Y si contagio a mis padres?»; «¿Cuándo volveré a dormir con normalidad?»; «¿Mantendré el trabajo después del ERTE?»; «¿Y si no llega una vacuna eficaz?»… Y la mella de algunas vivencias dramáticas también: «He visto morir a una decena de personas creyendo que sus gente les había abandonado». Desde marzo, médicos de familia y psicólogos tratan de apaciguar a diario la angustia de miles de ciudadanos, asustados y desfondados anímicamente. Es la mella psicológica de la pandemia

Después de 99 días de encierro, cerca de 30.000 personas fallecidas a causa del coronavirus, medio millón largo de contagiados y más de un millón de empleos destruidos, y sitiados por los rebrotes y por una recesión en marcha de proporciones aún desconocidas, la incertidumbre y el agotamiento empiezan a pasar factura a la moral individual y colectiva.

En mayo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) alertaba sobre el incremento de los problemas de salud mental derivados de la covid y llamaba a los países a que «aumentaran sustancialmente» sus inversiones en esos servicios sanitarios. Para entonces, el Teléfono de la Esperanza ya había registrado el mayor aluvión de llamadas de desconsuelo de su historia y la web Mentavio, de terapias online, un alud de demandas. «El estado de alarma disparó las peticiones de consultas con profesionales y también la entrada de nuevos profesionales, que querían seguir atendiendo a sus pacientes de manera virtual.

Las citas aumentaron hasta un 200% desde el inicio del confinamiento y ese porcentaje no ha bajado. Solo en España llevamos más de 6.000 videoconferenciasSaber mas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *