Un derbi de los de siempre

Un derbi de los de siempre

El Valencia y el Levante protagonizaron un derbi de los de antaño. Un encuentro plagado de goles, coraje, pundonor y emoción hasta el pitido final. Un regalo de Reyes en forma de partido de fútbol que terminó 2-3 en el Antonio PuchadesNi los dos positivos por coronavirus en la previa del duelo –uno en cada equipo– pudieron evitar que se celebrara este clásico del fútbol femenino que cayó del lado granota gracias a un triplete de Esther Rodríguez. El último de los tres tantos llegó desde el punto de penalti en la última jugada del choque.

El Levante hizo gala del extenso arsenal que tiene e impuso su juego de principio a fin. Sin embargo el Valencia, que robó en pocas ocasiones el esférico, cuando lo hacía era con peligro. A la salida de un córner, la delantera blanquinegra Jansen adelantaba a su equipo. La primera llegada de las locales se tradujo en el 1-0. Le duró la alegría al conjunto valencianista. Tres minutos tardó Esther en igualar por medio de un remate en el área pequeña tras un centro de Eva Navarro.

Las locales salieron con fuerzas renovadas tras el descansoy Jansen volvía a golpear. Un testarazo de la ariete volvía a adelantar a su equipo en el primer minuto del segundo periodo. La reacción granota fue instantánea ya que trató de asfixiar a su rival con la presión alta y pudo generar buenas llegadas a portería. El Levante apretaba pero no ahogaba y se empezaba a quedar sin tiempo. Candela tuvo la sentencia valencianista en el 66 pero perdonó tras una pérdida en salida de balón levantinista. Cuando perdonas, terminas perdiendo. Esther se encargó de que esa máxima del deporte se cumpliera.

Otro saque de esquina propició la igualada granota. La propia Esther aprovechó un barullo en el área rival para cazar una pelota que se introdujo en la meta blanquinegra con algo de fortuna. La insistencia del Levante tuvo premio y tras toparse con los palos en dos ocasiones, provocó un penalti en la última jugada del encuentro. El balón golpeó las manos de Bea Beltrán y Esther no iba a dejar escapar la ocasión de culminar su día de reyes con un triplete. La granadina tiñó un eléctrico y emocionante derbi de granota.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *